La feria más dulce de la Comunidad Valenciana volverá a dibujar una sonrisa en el semblante de los más golosos de la casa,  del 10 al 14 de noviembre, en la plaza de España de Montroy. Y lo hará con un doble motivo. Por un lado, porque será una feria presencial, una vez el año pasado la organización tuvo que trasladar los estands de miel a las redes sociales, a causa de la pandemia provocada por el coronavirus. 

Y, por otro, porque FIVAMEL  cumple su 25 aniversario. Un evento que ha sido fiel a la cita cada segundo fin de semana del mes de noviembre y que ha servido para poner en valor el trabajo de los hombres y mujeres que desarrollan su labor en sector apícola; y también, para promocionar las mieles valencianas de azahar, romero y espliego.

 Así pues, y de manera extraordinaria, este año el Concurso Nacional de Mieles se trasladará a la capital, concretamente, al suntuoso edificio “Veles e Vents”, situado en el epicentro de La Marina de Valencia. Se pretende con esta iniciativa dar mayor realce a un producto de calidad, artesano y que pretende poco a poco abrirse paso en el prestigioso mundo de las marcas reconocidas. El concurso tendrá lugar el día 5 de noviembre y contará con la presencia de un jurado formado por apicultores, expertos gastronómicos y responsables institucionales. Aunque la entrega de premios se llevará a cabo, como es tradicional, durante el transcurso de un acto que tendrá lugar en el mismo recinto ferial el próximo 14 de noviembre.

En opinión del director de la feria, Carles Galletero, “estamos realmente sorprendidos de las ganas que tiene el público y también los expositores por asistir a la feria. En las primeras horas de toma de contacto, ha sido una avalancha de peticiones por venir y ofrecer productos que no vemos y, lo que es peor, no degustamos desde hace más de año y medio. Fivamel ha vuelto con más fuerza”.

La conmemoración del 25 aniversario de la feria traerá consigo la edición de un libro, una exposición en la sede del Museo Valenciano de la Miel y una cena de gala, en la que se hará entrega del máximo galardón de la feria, la “abellera d’Or”, al presidente de la Diputación de Valencia, Antoni Gaspar, como responsable de una institución que ha estado apoyando el evento desde sus orígenes. 

Fivamel también ha puesto a disposición de los grupos y colectivos que lo soliciten una línea de bus específico para ir a la feria y disfrutar de los expositores apícolas, del mercado artesano o de una visita al Museo Valenciano de la Miel, que permanecerá abierto todo el fin de semana en jornadas de puertas abiertas.